Compartir

Como Consultora en Imagen Pública, me encanta poder aclarar, qué es exactamente la Imagen Pública, puesto que la duda siempre es ¿si es moda, tendencias o lo que nos quede mejor al momento de vestir?

Estamos acostumbrados a ver lo superficial, lo estético, a ver por encima de las cosas, no estamos acostumbrados a profundizar, a ver hacia adentro, pero, sobre todo, a ver adentro de nosotros mismos. Por qué nos vestimos como nos vestimos, por qué elegimos siempre colores determinados, por qué tenemos determinada postura o tono de voz, por qué podemos “decir quién es alguien con solo verla”, ¿Por qué podemos tan solo en segundos decir si nos cayó bien o mal, si le tenemos o no confianza a una persona?

Por ejemplo en la siguiente imagen, ¿Qué opinas de cada uno de ellos? ¿Te imaginas a que se dedica cada uno? ¿Le tienes más confianza a uno que a otro? Lo increíble es que una imagen habla sin decir ni una sola palabra.

Todo lo percibimos de manera inconsciente, lo increíble está cuando lo hacemos consiente y lo usamos a nuestro favor, es ahí donde nos damos cuenta que, al hablar del tema de Imagen Pública, no estamos hablando de algo meramente estético y superficial, sino de un aspecto tanto interno, como externo.

La imagen produce percepciones mediante estímulos que son captados a través de nuestros cinco sentidos, pueden ser en conjunto o uno a uno, los cuales se traducen en una imagen mental, consecuencia de aquello que fue percibido. Entonces nuestra imagen será la manera como somos percibidos por los demás basado en lo que hayan sentido de nosotros. Pero, ¿cómo es este proceso cerebral de percepción?

Podríamos decir, que este proceso es mágico, puesto que la decodificación de estímulos toma unos cuantos segundos. Los primeros segundos constituyen el momento crítico en que se causa la primera impresión a partir de lo que se percibió. Es por ello que automáticamente al percibir la información adquirida sensorialmente, se configura una imagen mental, la cual, tiene el gran poder de provocar efectos en nuestra conducta y de esta forma influir en la toma de decisiones y preferencias de los seres humanos. Por lo tanto, se establece un juicio de valor como reacción a los estímulos emanados y decimos si lo que percibimos, fue bueno o malo, nos gustó o no nos gustó, le creímos o no le creímos, y es justo en este momento donde le otorgamos una identidad.

En resumen, imagen es la percepción, la cual es creada mediante estímulos que se convierten en identidad y con el tiempo en reputación. Ahora bien, la Imagen Pública es la percepción compartida que condiciona a una respuesta colectiva.

La Imagen Pública es nuestro valor agregado para mostrar nuestra esencia, lo que realmente somos, esto que va desde adentro hacia fuera, que es asumido por convicción y no por imposición, pero no solo basta con serlo sino también parecerlo.

Pero bueno, una vez entendido que es la Imagen Pública, debemos saber que se divide en dos partes, la Personal y la Institucional, creo nos queda bastante claro con el nombre, que la personal se encarga de la percepción que se tenga de los individuos y la institucional de la percepción que se tendrá de una persona moral.

Dentro de la Imagen Personal e Institucional, se encuentran las Imágenes Subordinadas, que son las que le dan cuerpo al campo de la imagen pública. Se dividen en seis y son: Imagen Profesional, Imagen Física, Imagen Verbal, Imagen Visual, Imagen Audiovisual e Imagen Ambiental. A lo largo del blog iremos explicando cada una de ellas a profundidad.

La regla indispensable para crear una Imagen Pública, es crearla basada en la esencia de la persona o intuición con el único fin de que todo comuniquen el mismo mensaje con la cualidad más importante a lograr: coherencia con cada estímulo que se emita mediante dichas imágenes subordinadas.

Al final de todo soy una fiel creyente de que percibimos la vida a partir de lo que llevamos dentro, por lo cual, hagámonos responsables de nuestra imagen y de nuestro alrededor para generar grandes percepciones logrando nuestros objetivos.

Te invito a que nos acompañes a lo largo de este blog para adentrarnos en nosotros mismos, en la Imagen Pública y en el disfrutar del camino.

Mi nombre es Brianda Darinka, Consultora en Imagen Pública, cofundadora de Essenza, en donde nos dedicamos a crear, sostener o modificar las percepciones de una persona, figura pública o institución para que cumplan sus objetivos dejando huella a través de su imagen. Recuerda que tu imagen es tu huella.

Si tiene más dudas acerca de este tema escríbeme a bmartinez@essenza.mx

Sígueme en mis redes sociales como @briandadarinka

Deja tu comentario

Escríbenos