Compartir

Debemos hacer conciencia que la ropa habla, pero no significa que la ropa hable por ti, puesto que, quizás no refleja adecuadamente tu estilo, tu profesión o tus objetivos. Imagínate que ves a alguien y en realidad es un gran profesionista, pero no parece uno, porque no tiene cuidado con su apariencia entonces no confiaras en su trabajo, por simple percepción. 

En la vida diaria y profesional, es importante que tu imagen (lo que ven los demás de ti) corresponda con aquello que eres y quieres que vean. A través de lo que portamos estamos gritando mensajes a los demás.

Lo ideal es que la ropa sea el reflejo de lo que eres, y no se trata de aparentar ni disfrazarte, se trata que tu ropa en serio refleje quién eres, que refleje tu esencia y el objetivo que quieras alcanzar, creando coherencia y credibilidad. 

Es aquí, donde entra una de las imágenes subordinas de la Imagen Pública: La Imagen Física, que es la percepción que resulta de la apariencia y lenguaje corporal de cada persona. 

He de aclarar que la Imagen Física no se trata de modas, ni de algo frívolo pues tiene el poder abrir o cerrar la puerta de la aceptación. Se trata de un estudio personalizado que trabaja con la esencia, el estilo, el tipo de cuerpo y cara y la colorimetría, que cada quien tenga. Definiendo también el público objetivo y la meta a lograr. Ya sea que busquen un aumento, cerrar un contrato, verse con mayor autoridad o verse más accesible.

¿Entonces cómo habla la ropa? Esto dependerá del mensaje y de los códigos que estas emitiendo. Los códigos de autoridad y accesibilidad, que cada uno de ellos tiene valoraciones tanto positivas como negativas, puesto que, pueden transmitir autoridad y caer bien, o transmitir cercanía y caer mal. Así que el código y el mensaje pueden ser valorados de diferente manera que dependerá de tu esencia y los estímulos emitidos.

Adentrémonos en los códigos, en cuanto a los colores oscuros en trajes y sacos como el azul marino y el gris oxford, combinados con camisas o blusas blancas, comunicarán la máxima autoridad.

En cambio, los claros, como el gris, perla, el beige, combinados con camisas o blusas en colores pastel, como el azul claro, el crema o marfil y el rosa, comunicarán accesibilidad. 

En cuanto a telas, las lisas comunicarán más autoridad que los estampados, que transmitirán accesibilidad. Las telas delgadas comunicarán más autoridad que las gruesas, que serán más cálidas y amables. 

Acerca de los accesorios, deberán corresponder a tu estilo a fin de conservar la coherencia. Así mismo, entre más calidad tengan, mayor poder y autoridad transmitirán. 

Hay que tener conciencia de qué mensaje trasmitimos con nuestra vestimenta y sobre todo preguntarnos si nos está ayudando a cumplir nuestros objetivos. Recordemos que la ropa que hoy portas grita el mensaje de lo que quieres ser mañana. 

Te invito a que me acompañes a lo largo de este blog para adentrarnos en nosotros mismos, en la Imagen Pública y en el disfrutar del camino, mi nombre es Brianda Darinka, me dedico a crear, sostener o modificar las percepciones de una persona, figura pública o institución para que cumplan sus objetivos dejando huella a través de su imagen. Recuerda que tu imagen es tu huella.

Si tiene más dudas acerca de este tema escríbeme a bmartinez@essenza.mx

Sígueme en mis redes sociales como @briandadarinka

Deja tu comentario

Escríbenos