Compartir

No, no tienes que ser grosero para contestar preguntas incómodas.

A quién no le ha pasado que te preguntan cosas fuera de lugar y te da vergüenza porque no sabes que decir. 😓

¿Subiste de peso?, ¿Cuánto ganas?, ¿Para cuándo la boda?…

Lo único que quieres hacer es salir corriendo de ese lugar.

La verdad todos tenemos una tía chismoso o un amigo imprudente que nos hacen preguntas fuera de lugar y nos agarran en curva y nos da mucha vergüenza el no saber que decir.

Aunque nos daría muchas ganas de decir, no me preguntes eso, no seas imprudente, no te quiero contestar. Pero la realidad es que el resto de las personas esperan una respuesta y tenemos que ser asertivos.

Por lo que SER ASERTIVO es comunicarse de manera efectiva y tenemos que salirnos con gracia y sin hacer sentir mal a las personas.

Por lo que te quiero compartir el 2 formas para que puedas contestar y por lo menos salgas de ese momento tan incómodo.

  • Las respuestas rápidas, tienen que ser directo y sin tanto rodeo.

Ejemplo:

Pregunta incómoda: ¿Subiste de peso?
Respuesta ASERTIVA: No lo creo, pero si tu lo piensas creo que tendré que hacer algo al respecto

  • Las respuestas vagas, tienes que decir algo general para que después desvíes el tema.

Ejemplo:

Pregunta incómoda: ¿Cuánto ganas?
Respuesta ASERTIVA: Mira la verdad con lo que gano me hace muy feliz, pero la clave esta en seguir cultivándonos en el trabajo.

Mi recomendación es que tu no seas el imprudente y antes de preguntar algo, reflexiona un momento y piensa como se sentiría la otra persona.

Antes de saber esto, cuéntame tú que hacías… Te leo 👀

Te invito a seguirme en mis redes sociales
Instagram @karenarizper
https://www.instagram.com/karenarizper/
Facebook @karenarizper
https://www.facebook.com/karenarizper

Deja tu comentario

Escríbenos